Vida saludable

“Hummus” es una palabra que proviene del árabe y quiere decir garbanzo. Es el plato nacional del Líbano y también es una de las preparaciones tradicionales más populares de los países del Norte de África, aunque en la actualidad es un alimento muy popular en todo el mundo.

El hummus se elabora principalmente a partir de garbanzos ya que es el ingrediente básico. Los garbanzos son ricos en fibra,aportan hidratos de carbono y proteínas de origen vegetal de elevado valor nutricional. No contienen colesterol y en cambio tienen ácidos poliinsaturados muy saludables, por ello recomendamos esta receta para contribuir a mantener los niveles de colesterol adecuados.

A este rico alimento también se le pueden añadir semillas de sésamo o semillas de ajonjolí. Éstas son ricas en ácidos Omega-3 y Omega-6, en vitamina A, en calcio y magnesio, cobre y fósforo. Además, contienen fitoesteroles: unos nutrientes de origen vegetal que contribuyen a reducir los niveles de colesterol. ¿Quieres saber cómo elaborar este fácil y rico hummus? Pues continua leyendo.

Hummus servido con crudités es la opción más saludable

INGREDIENTES

  • 200g de garbanzos cocidos
  • 2 dientes de ajo medianos
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • aceite de oliva virgen extra
  • comino molido al gusto y pimentón dulce
  • sal y pimienta
  • semillas de sésamo

PREPARACIÓN

  • Poner en el vaso de la batidora los garbanzos cocidos bien lavados y escurridos.
  • Añadir una o dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra, el zumo de limón, los ajos pelados, un pellizco de sal y de comino molido, en la cantidad según tu gusto personal.
  • Triturar con la batidora hasta obtener un puré fino y de consistencia cremosa.
  • Si es necesario añadir más sal, comino, zumo de limón o aceite de oliva, es el momento de hacerlo y mezclar unos segundos más.
  • Sírvelo en cuencos, espolvoreado con las semillas de sésamo blanco y/o negro. Rocía con unos hilos finos de aceite de oliva virgen extra.
  • Decorar la superficie espolvoreando pimentón dulce.

Para comer este plato, recomendamos acompañarlo con “crudités”: es una elección saludable y deliciosa. Estos crudités se sirven pelados y cortados en forma de bastones. Los “crudités” son verduras y hortalizas de la estación que se sirven peladas y cortadas en bastones. Pueden ser por ejemplo zanahorias, calabacín tierno, pepino, tallos de apio y/o pimientos y ofrecen un contraste muy interesante con la cremosidad del hummus.

Ahora ya conoces como elaborar este fácil plato que puede servirse como entrante, acompañante o tentempié en cualquier momento. ¡Disfrutar comiendo nunca fue tan fácil y saludable!

Para más recetas saludables y deliciosas visita nuestro blog todos los viernes.

No hay comentarios

Deja un comentario

Esta página web usa cookies

En LACER, S.A. (“LACER”) utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios, elaborar información estadística o analizar tus hábitos de navegación. Esto nos permite personalizar el contenido que ofrecemos. Si continuas navegando o pulsas el botón "OK" entendemos que aceptas su uso. Política de cookies