Vida saludable

Uno de los postres típicos de este Día del Padre es la crema de San José o más conocida como crema catalana. El delicioso sabor y la popularidad de la crema han favorecido la creación de otros platos como helados, licores de crema, relleno de cocas, turrones, etc.

Es un postre delicioso muy fácil de preparar, cuyo principal ingrediente son los huevos.

El huevo es un alimento muy completo y con muchas propiedades nutricionales. Ha sido perseguido injustamente por su falsa relación con el incremento del colesterol. Se ha demostrado que, aunque el huevo contiene grasa, no toda se absorbe ni supone un riesgo para desarrollar enfermedades cardiovasculares. Es uno de los alimentos más nutritivos del planeta por su contenido en proteínas de alto valor biológico, vitaminas y minerales.  Los expertos aconsejan de 3 a 5 huevos semanales.

Pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades del corazón.
Los estudios han encontrado que comer huevos puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca en personas sanas. A pesar de contener colesterol, los huevos contienen colesterol HDL «bueno» y las investigaciones demuestran que las personas con niveles más altos de HDL generalmente tienen riesgos reducidos de enfermedad cardíaca.

A continuación, te presentamos una crema catalana saludable muy fácil de preparar.

Ingredientes:

  • 6 yemas de huevo
  • 1 litro de leche desnatada
  • 1 cuharadita de stevia
  • 30 gr. de harina de maíz
  • Piel de limón
  • Piel de naranja
  • 1 cuharadita de esencia de vainilla
  • Media rama de canela (Añadir una entera al gusto)

Instrucciones

  1. Lavar bien la piel del limón y la naranja. Quitar la parte blanca interna de la piel para evitar amargor.
  2. Coger un cazo y a fuego lento e introducir la leche, la canela, el aroma de vainilla, las pieles y la media rama de canela. Bajar el fuego, y dejar durante 30 minutos que los aromas de los ingredientes se desprendan en la leche.
  3. Batir las yemas de huevo junto a la stevia y añadir la harina de maíz tamizada mezclando bien para que no queden grumos.
  4. Pasado los 30 minutos, aumentar el fuego hasta la ebullición de la leche.  Una vez comience a hervir, añadir las yemas y harina (previamente mezcladas) y remover lentamente con unas varillas hasta conseguir una consistencia densa. Cuando empiece a espesar retirar del fuego y seguir removiendo durante 10 minutos aproximadamente hasta alcanzar el espesor deseado.
  5. Servir en cuencos pequeños individuales y dejar enfriar.

Para acabar, Justo antes de servirla esparce azúcar moreno por encima, la cantidad es al gusto, pero te recomiendo entre una y dos cucharadas soperas. Carameliza el azúcar con ayuda de un soplete y ya la tendrás lista para servir.

¡A comer! Rompe el azúcar quemado con la cuchara y disfruta de este postre delicioso.

Para más recetas saludables visita semanalmente nuestro blog.

No hay comentarios

Deja un comentario

Esta página web usa cookies

En LACER, S.A. (“LACER”) utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios, elaborar información estadística o analizar tus hábitos de navegación. Esto nos permite personalizar el contenido que ofrecemos. Si continuas navegando o pulsas el botón "OK" entendemos que aceptas su uso. Política de cookies