Vida saludable

La receta de esta semana contiene un ingrediente con increíbles propiedades y beneficios: el arroz rojo (no confundir con levadura roja de arroz). Este arroz proviene de China y su calidad es superior a la del arroz blanco. A este arroz no le quitan la cáscara y, por lo tanto, conserva mucho mejor sus propiedades. Se trata de un producto integral con alto contenido en fibra. Este alimento es una gran fuente de hidratos de carbono que nos aporta el combustible diario que nuestro organismo necesita. 

Desde hace muchos años, en la medicina tradicional china, se ha utilizado para combatir y mejorar problemas circulatorios y digestivos. Esto es gracias a las múltiples propiedades que aporta:

  • Ayuda a mantener los niveles de colesterol. Absorbe la grasa (incluido el colesterol) de la dieta y la elimina  parcialmente evitando así su completa absorción, permitiendo al cuerpo absorber sólo lo que necesita.
  • Controla los niveles de azúcar en sangre. Al ser un alimento rico en fibra, la absorción de sus hidratos de carbono se realiza de forma paulatina. De este modo, no provoca picos hiperglucémicos en el organismo. La absorción de los carbohidratos se mantiene gradual, controlando así la producción de insulina y aportando sensación de saciedad durante más tiempo.
  • Efecto saciante. Gracias a su alto contenido en fibra. Además es un alimento libre de grasa.
  • Contribuye al correcto metabolismo del organismo. Por su contenido en Hierro, Vitamina B6 y Magnesio aporta energía al organismo favoreciendo el normal funcionamiento de éste.
  • Mejora la digestión. Gracias a su alto contenido en fibra, contribuye al correcto funcionamiento intestinal, evitando la distensión abdominal y el estreñimiento.
  • Función antioxidante. El arroz rojo contiene Zinc que es un mineral que ayuda a reforzar el sistema inmunitario. 

INGREDIENTES:

  • 320g de arroz rojo
  • 250g de arroz blanco
  • 600 g de remolacha
  • 320 g de setas
  • 100 g de calabacín
  • 1 nabo
  • 10 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Perejil
  • Pimienta
  • Sal

PASOS A SEGUIR PARA SU ELABORACIÓN

  1. Al tratarse de una variedad integral, es recomendable dejarla en remojo el día antes, para acelerar su cocción, que ronda entre los 30-50 min. (en función de si se ha dejado o no en remojo durante unas horas).El color de su cáscara pasa al agua, tanto al dejarlo en remojo, como al hervirlo, dándole más color al plato.
  2. Pela y trocea la remolacha y ponla a hervir en un litro y medio de agua con sal durante 15 minutos.
  3. Limpia y trocea en dados pequeños el calabacín y el nabo. Corta en cuartos las setas y pica el perejil. Resérvalo.
  4. En una cazuela, pon el arroz blanco junto con 1 Litro de caldo de remolacha y aceite de oliva y deja que hierva durante 8 a 10 minutos. Añade el arroz rojo cocido, el calabacín, el nabo y las setas y remueve con cuidado.
  5. Déjalo cocinar, todo junto,  unos minutos.
  6. Incorpora el perejil picado y remueve. Añade un toque de pimienta y ya está listo para servir.

La introducción de alimentos con gran aporte nutricional como el arroz rojo, contribuye a mejorar tu bienestar y salud. Recuerda siempre mantener una dieta equilibrada y realizar actividad física regularmente. Fomentar hábitos de vida saludables, como adoptar una alimentación saludable y equilibrada, contribuye a mejorar tu organismo desde el interior para sentirte mejor por fuera. Enriquecer tu salud también implica disfrutar de platos deliciosos repletos de nutrientes que te aportan la vitalidad que necesitas. 

No hay comentarios

Deja un comentario

Esta página web usa cookies

En LACER, S.A. (“LACER”) utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios, elaborar información estadística o analizar tus hábitos de navegación. Esto nos permite personalizar el contenido que ofrecemos. Si continuas navegando o pulsas el botón "OK" entendemos que aceptas su uso. Política de cookies