Vida saludable

Las verduras y las hortalizas son alimentos con una baja densidad calórica y un alto contenido en agua (entre un 75 y un 95% de su composición total). Además, son ricas en fibra soluble e insoluble y al ser de origen vegetal, no contienen colesterol.

Proporcionan una amplia variedad de vitaminas:

  • Vitamina A o carotenos en zanahorias, tomate, espinacas, col roja, etc.
  • Vitamina C en pimientos, coliflores, coles de Bruselas, etc.
  • Ácido fólico en vegetales de hoja verde y coles
  • Vitaminas del grupo B en vegetales de hojas verdes y judías

También son una gran fuente de minerales y oligoelementos como: calcio (espinacas, acelgas y pepinos), potasio (alcachofas, remolacha y champiñones), magnesio, hierro (espinacas, col, lechuga, champiñones, alcachofas), cinc, manganeso, cromo, yodo, cobalto, selenio, cobre y sodio.

Lamentablemente, el contenido de vitaminas sufre modificaciones durante la cocción. Se pierden vitaminas hidrosolubles sobre todo: vitaminas del complejo B y vitamina C. Por el calor de la cocción también pueden perderse vitaminas A. Por ello, lo ideal es consumir estos alimentos crudos en la medida de lo posible. Aun así, si queremos cocinarlos existen varios consejos para evitar la pérdida de estas vitaminas y minerales. Se recomienda:

  • Aprovechar el líquido de cocción de las verduras en caldos o sopas, ya que contiene el conjunto de vitaminas y minerales extraídos de las hortalizas.
  • Incorporar las verduras cuando el agua está ya caliente. Si lo haces en agua fría, las pérdidas pueden llegar a duplicarse.
  • Cortar las verduras en trozos grandes cuando se van a hervir. La subdivisión de los alimentos favorece el aumento de la pérdida de vitaminas y minerales.

Cabe recordar que la ingesta recomendada de verduras y hortalizas es de más de dos raciones al día: ensaladas variadas, verdura cocida, tomates, zanahorias, etc. Una de las maneras más fáciles y sabrosas de mantenerse saludable es comer muchas frutas y verduras. Lo ideal es consumir hortalizas y verduras frescas y de temporada. Aun así, si no tienes tiempo, incluso las verduras congeladas son una buena opción puesto que los nutrientes no se pierden durante el proceso de ultracongelación.

¡Compra verduras y hortalizas para consumir a diario!
No hay comentarios

Deja un comentario

Esta página web usa cookies

En LACER, S.A. (“LACER”) utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios, elaborar información estadística o analizar tus hábitos de navegación. Esto nos permite personalizar el contenido que ofrecemos. Si continuas navegando o pulsas el botón "OK" entendemos que aceptas su uso. Política de cookies