Vida saludable

La astenia primaveral es un síntoma que se evidencia con el cambio de las estaciones frías (otoño e invierno) a las cálidas (primavera, verano). Esta sensación se puede presentar como apatía, tristeza sin motivo aparente, cansancio, dolor de cabeza, trastornos del sueño, decaimiento, etc.

Los síntomas de este estado se atribuyen al cambio de temperaturas y al número de horas de luz solar, lo que conlleva entre otras, alteraciones hormonales en el organismo.

¿Cómo luchar contra la astenia primaveral?

A pesar de que la astenia primaveral se trata de un estado pasajero que simplemente desaparecerá en unas semanas, te contamos algunas medidas que puedes tomar para combatirla:

  • Dormir bien y lo máximo posible: no debemos escatimar en horas de sueño. Establecer una rutina de sueño puede ser muy efectivo: acostarse a la misma hora y acostumbrar a nuestro cuerpo a unas horas de descanso determinadas será beneficioso para esta etapa. se suele recomendar entre 7-8 horas de sueño, pero cada persona debe conocerse a sí misma y saber cuánto necesita dormir.

 

  • Aprovechar las horas de sol: pasar tiempo al aire libre y aprovechar las buenas temperaturas sin duda es muy beneficioso para nuestra salud, pero más si presentamos síntomas de astenia primaveral. Estar en contacto con la naturaleza, practicar deporte al aire libre o tomar un refresco natural al sol para llenar nuestro organismo de vitamina D puede traducirse en una mejora de nuestro humor.Combate la astenia primaveral con ejercicios
  • Practicar deporte: aunque a priori no sea lo que más nos apetezca por encontrarnos cansados durante estas semanas, practicar deporte moderado puede ser muy útil: nos ayudará a descansar bien, a mantenernos en forma y combatir el estrés. Prueba con el deporte que más te guste: correr, caminar, realizar tablas de ejercicios o incluso nadar. Puedes consultar en nuestro blog los beneficios de la natación. Comienza con intensidad baja e intenta aumentarla progresivamente. Anímate y ¡ponte en marcha!

 

  • Cuidar nuestra alimentación: comer de una forma saludable será clave durante el cambio de estación. Es recomendable proporcionar a nuestro cuerpo la cantidad de nutrientes que necesita en forma de alimentos frescos. Consumir frutas y verduras de temporada , algunas en crudo en forma de ensaladas y batidos para absorber la máxima cantidad nutrientes y obtener el máximo de sus propiedades es sin duda una buena decisión. Aprovecha todas las vitaminas y minerales que obtenemos de la naturaleza y que pueden ayudarnos a combatir la astenia primaveral. Consulta los distintos post que hemos publicado sobre las distintas propiedades de las frutas y verduras.Contra la astenia primaveral: una buena alimentación
  • Mantener buenos niveles de hidratación: es importantísimo beber el agua que nuestro organismo necesita. Generalmente se recomienda un consumo aproximado de 2 litros diarios, pero según la persona (edad, actividad, y masa corporal) se puede necesitar algo más o menos. Los beneficios del agua son innumerables: evita la retención de líquidos, ayuda a controlar nuestro peso, mejora la elasticidad de la piel, previene enfermedades,ayuda a depurar nuestro organismo, etc.

 

No te preocupes demasiado por estos días que estás más fatigado, apático y triste sin razón. Se trata de un estado natural y además contra el que puedes luchar. Y es pasajero.

Te animamos a seguir estos consejos y así terminar con estas semanas de transición hacia la temporada de calor, y una vez superados estos síntomas, ¡a disfrutar del verano!

 



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recopilar información estadística del uso de nuestra página web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestra newsletter

y recibe todas nuestras recetas y consejos saludables

¡Gracias por suscribirte!