Vida saludable

Dieta Saludable_Primacolplus

Los hábitos de vida saludable son necesarios para lograr una mejor calidad de vida, ya que repercuten de manera muy directa en nuestro bienestar. Para mantenernos sanos y mejorar nuestra salud, hay determinadas pautas que debemos seguir, pero esta vez nos centraremos en una: la dieta.

Lo que comemos y cómo lo comemos (la forma de cocinarlo) redunda en cómo estamos, y ayuda a mejorar o a empeorar nuestra salud en términos generales, y la salud cardiovascular de forma más concreta; por eso, vamos a tratar el tema de cómo debe ser una dieta saludable.

Alimentos adecuados en una dieta sana para el corazón

Una dieta adecuada para el corazón combina alimentos como las legumbres y hortalizas con cereales integrales ricos en fibras, los cuales ayudan a retrasar la absorción de azúcares y grasas. Las frutas (a excepción del coco) y los frutos secos, se convierten en opciones ideales para un tentempié sabroso y saludable; además con la gran variedad que hay en el mercado, cada día podemos tomar opciones diferentes, y optar por las de temporada siempre es una buena idea.

Las carnes magras son aquellas que no tienen grasas, son ideales para este tipo de alimentación saludable y son consideradas de esta categoría carnes como la de pollo, pavo o conejo, y también el lomo y solomillo de cerdo y de ternera, y el jamón cocido bajo en sal.

Debemos tomar pescado, por lo menos, dos o tres veces por semana. El pescado azul, famoso por su omega 3, podemos incluirlo cada dos semanas.

En cuanto a las grasas, lo mejor sin duda será acudir al oro líquido, el aceite de oliva virgen, gracias a su composición de ácidos grasos y antioxidantes.

 

Alimentos a evitar

 

Una dieta adecuada para la salud cardiovascular no tiene que ser restrictiva, pero sí que es necesario alejarnos de determinados alimentos. Por norma general debemos evitar los alimentos con grasas trans o con mucho azúcar como la bollería (especialmente la industrial) o los refrescos.

Los alimentos muy grasos como los patés, embutidos, la carne de pato, de cordero y las vísceras tampoco son en absoluto recomendables, y en el mundo marino no deberemos tomar aquellos pescados en conserva salados ni los ahumados.

Los frutos secos crudos son buenos, sin embargo sus versiones fritas y saladas no son adecuadas para nuestro corazón. Los aceites de coco y palma, y las grasas sólidas como el tocino, la mantequilla, o la margarina será mejor tenerlas lejos de nuestros platos.

 

Cómo cocinar los alimentos

Dieta Saludable2_Primacolplus

Para sacar el máximo partido a los alimentos saludables es mejor optar por recetas que no contemplen los rebozados, empanados, guisos, ni estofados, ya que en este tipo de preparaciones se utiliza mayor cantidad de aceites y sus resultados son mucho más grasos.

La mejor forma de disfrutar de todos estos alimentos y sus nutrientes, sin añadirle ninguna grasa extra es cocinándolos a la plancha o al vapor saboreando las materias primas, así como en papillote, o hervidos. Otra buena forma es degustar orientales recetas al wok, o lo más sencillo, optar por sus versiones crudas, para mantener todos sus nutrientes, como ocurre con las zanahorias.

Ahora es el momento de poner en juego la imaginación y crear sabrosas recetas con las que disfrute nuestro paladar y también nuestro corazón.

Pautas y alimentos para una dieta saludable
Puntúa esta entrada


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recopilar información estadística del uso de nuestra página web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestra newsletter

y recibe todas nuestras recetas y consejos saludables

¡Gracias por suscribirte!