Vida saludable

beneficios-nadar-mar

Existe un deporte que prácticamente todos podemos realizar, no importa nuestra edad, nuestra condición física, todos podemos practicar este deporte que se dice que es el más completo que existe, y es la natación. Esta actividad te obliga a moverte continuamente, tanto si quieres avanzar como permanecer en el mismo lugar, y este estado de flotación activa supone un ejercicio aeróbico muy recomendable para prácticamente cualquier persona, que beneficia a nuestro sistema respiratorio y cardiovascular.

¿Cuáles son los beneficios de nadar?

La natación ayuda a aumentar nuestra capacidad motriz: al nadar necesitamos coordinar nuestra respiración con nuestras extremidades, mejorando también nuestros tiempos de reacción y nuestro equilibrio. Este aumento en la respiración produce una mejor oxigenación de nuestro cerebro, lo cual sumado a los nuevos lazos neuronales derivados de la coordinación motriz hace que la natación nos ayude a tener nuestra memoria en forma.

La resistencia que provoca el agua en nuestro cuerpo, hace que nuestros músculos tengan que trabajar hasta seis veces más que en la tierra. Esto lo convierte en uno de los ejercicios más completos que existen ya que nos ayuda a quemar un gran número de calorías (hasta 600 por hora).

Por otro lado, aumenta la fortaleza de nuestros huesos, así como mejora nuestra resistencia anaeróbica desarrollando una capacidad pulmonar mayor.

La natación también nos permite conseguir un cuerpo más flexible gracias a los movimientos necesarios de nuestras articulaciones para avanzar por el agua. Esta flexibilidad también se mejora en la espalda, ayudando a disminuir los dolores de esta zona del cuerpo.

El movimiento en el agua ayuda a mejorar el sistema circulatorio, gracias al masaje que produce el agua activando la sangre cuando nadamos.

La natación es muy buena para la mente, ya que como ocurre con el resto de deportes, practicarla produce una segregación de endorfinas, hormonas de placer, que provocan una agradable sensación de felicidad tras unos minutos de esfuerzo.

tecnicas-aguas-abiertas-860x484

Natación en el mar

Nadar en el mar tiene unos beneficios añadidos gracias a la composición del agua. Los minerales como el yodo, sodio, magnesio y zinc ayudan a relajar los vasos sanguíneos, disminuir inflamaciones, o a recuperar las lesiones. Sin embargo, nadar en aguas abiertas es una actividad más peligrosa que hacerlo en una piscina, por lo tanto es importante tener una serie de precauciones.

¿Cómo nadar en el mar?

  1. Practica natación en playas con socorristas. Pregúntales sobre el estado del mar e informa de dónde vas a estar nadando.
  2. Antes de entrar, observa las olas y hacia dónde va la corriente y, si tienes dudas, pregunta a un socorrista.
  3. Si la corriente te arrastra, déjate llevar sin perder de vista la línea de la playa y no pierdas fuerzas.
  4. Cuando la corriente se haya debilitado, comienza a nadar paralelo a la línea de la playa, y cuando notes que has salido de la corriente ya puedes nadar hacia la orilla.

Si no consigues alcanzar la orilla, guarda tu energía, y grita haciendo señales con tus brazos a las personas que veas en la playa. Si has avisado previamente al socorrista, será más fácil.

Cuando nos sentimos inseguros, es bueno comenzar donde hagamos pie y llevar un neopreno, que mejora nuestra flotabilidad, o una boya que nos hará más visibles. Teniendo todas estas precauciones, todos podemos disfrutar de los beneficios de nadar para mejorar nuestra postura, equilibrio y condición física en general.

La natación y los beneficios de nadar
Puntúa esta entrada


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recopilar información estadística del uso de nuestra página web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies
pop-up-web-newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter

y recibe todas nuestras recetas y consejos saludables

¡Gracias por suscribirte!