Vida saludable

wpid-312

Durante el verano, el consumo de helados se dispara, y es que tomar algo tan fresquito puede ser lo que más nos apetece tanto a niños como a mayores.

Hacer tus propios helados en casa te dará la oportunidad de controlar aquello que comes y de elegir tus sabores favoritos disfrutando de este delicioso refrigerio.

Ventajas de los helados caseros

  • Eliminas componentes artificiales: al hacer nuestro propio helado no añadiremos colorantes, ni químicos que resalten determinados sabores o favorezcan su conservación.
  • Incluyes en tu dieta elementos saludables: podemos elaborar los helados que más nos gusten en su versión más saludable, tenemos a nuestro alcance gran cantidad de frutas muy saludables que podremos tomar en helado.
  • Evitas alimentos no adecuados para tu dieta: grasas y azúcares excesivos pueden ser eliminados o sustituidos por edulcorantes más saludables como la stevia, la miel, o por frutas más dulces, así como se pueden usar leches descremadas o vegetales, cacao bajo en calorías, etc.

hacer-polo-platano

¿Qué necesitamos para preparar un helado casero?

Lo ideal sería tener una heladera, sin embargo, a efectos prácticos sólo necesitas unos moldes para hacer polos (o vasitos de plástico y palitos), y un congelador. Para la mayoría de recetas, como la que aparece a continuación, necesitaremos también una batidora potente.

Para la base del helado podremos utilizar desde agua para los más refrescantes, hasta yogurt para los más cremosos, pasando por leche, té, leches vegetales, etc.  Los ingredientes principales pueden ser frutas, el plátano o el aguacate, gracias a su textura permiten lograr un helado con consistencia más cremosa, chocolate o cacao desgrasado.

helado-chocolate-platano-iStock_95830969_SMALL

Nuestra receta para un helado casero:

Helado plátano con cobertura de chocolate

Ingredientes:

  1. 4 plátanos
  2. 1 yogur de soja
  3. 3-4 onzas de chocolate negro
  4. 1 cucharada de miel

¿Cómo se hace?

El primer paso es cortar en rodajas los plátanos y meterlos en el congelador. Una vez se hayan congelado, los colocamos en la batidora junto al yogur de soja y la miel, y batimos hasta tener una mezcla homogénea.

A continuación, colocamos la mezcla en los moldes para helados o vasitos de plástico, y los llevamos al congelador durante una media hora (hasta que adquieran una consistencia con las que se puedan desmoldar de forma sencilla). Este momento lo aprovechamos para fundir las onzas de chocolate al baño maría.

Cuando los helados hayan conseguido la consistencia deseada, desmoldamos y los bañamos en el chocolate, que en ese momento no deberá estar muy caliente. Colocamos los helados, ya decorados con el chocolate en un papel de horno y los volvemos a introducir en el congelador para que el chocolate se endurezca. ¡En unos minutos estará listo!

Las ventajas de los helados caseros sobre los industriales son muy claras e importantes para la salud de todos los de la casa. Para seguir disfrutando de los sabrosos helados en verano, es importante optar por su versión más saludable, debemos elegir como ingredientes aquellos que más beneficios nos aporten. Una opción muy cómoda es utilizar las frutas de temporada y tomarlas en esta refrescante versión: tu helado casero.

Helados caseros – Ventajas y recetas
4 (80%) 5 votes


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recopilar información estadística del uso de nuestra página web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies
pop-up-web-newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter

y recibe todas nuestras recetas y consejos saludables

¡Gracias por suscribirte!